Si tu empresa ha crecido más que el aspecto y la sensación de tu marca, es tiempo de un cambio extremo. Dicho de otra manera: es tiempo de reposicionar tu marca. Los cambios suceden con mucha rapidez y siempre es tu deber mantenerte en la actualidad principalmente con el estilo de tu empresa, ya que este es limitadamente conservable. Nosotros nos incorporaremos contigo en tu marca y revisaremos los valores y la identidad. Cuando tengamos estos dos puntos claros, podremos comenzar y a partir de ahí seguiremos a pura maquina hacia adelante hasta lograr un nuevo aspecto y una nueva sensación que coincidan con tu marca. En ocasiones solo es necesario hacer pequeños ajustes y otras veces es necesario proceder en una escala mayor pero siempre nuestra meta será conseguir el branding que más y mejor se adapte a tu empresa.

Let's rebrand


Mantente actualizado

Los estilos de diseño cambian cada año, combinaciones de colores, fuentes y logos de hace 10 o hasta 5 años atrás son considerados fuera de tono. No solo eso, la identidad de tu empresa sigue en constante desarrollo porque las marcas nacen, crecen y cambian. La posibilidad de que tu branding inicial ya no cuadre más con tu empresa es muy grande y naturalmente esto sería muy lamentable, pues no estarías sacándole el máximo provecho a tu marca.

¿Cuáles puntos abordamos durante el rebranding? Naturalmente esto depende de cada situación. Algunas posibilidades son: un nuevo nombre para tu marca, logo, estilo de fuente, colores, sitio web, tarjetas de presentación, vestimenta de la empresa, diseño de empaques, etcétera.

¿Cuándo es necesario efectuar un rebranding?

También cuando entras en nuevos mercados es necesario inclinarse por un cambio total de tu marca. Un ejemplo de esto es cuando decides hacer negocios internacionalmente, los nombres de las marcas deben ser fácil de pronunciar en cualquier idioma. ¿Sabías que el significado de ciertos símbolos, nombres y colores varían dependiendo la cultura? Lógicamente no quisieras que el nombre de tu marca genere asociaciones indeseadas en el extranjero.

¿Habrá una fusión de dos empresas o se llevará a cabo una adquisición? Ahí es necesario tomar una decisión sobre el branding y pensar si escoges por ejemplo crear una nueva marca o si decides seguir modificando una ya existente. Una nueva gerencia trae consigo también una bonita oportunidad para rebranding. Muchas veces esta nueva gerencia cambia la estrategia y visión de la empresa y una marca siempre debe ser el reflejo de la estrategia y la visión.

Una mala reputación para una empresa es algo que no sucede muy a menudo pero que tampoco es inevitable. Esto puede surgir debido a una mala comunicación que haya sido captada por redes sociales u otros medios de comunicación, problemas financieros u otros motivos. Luego de solucionar estos problemas de mala reputación, puedes encontrar en rebranding una excelente opción para este tipo de situaciones.

I want to rebrand

Deje sus datos, incluida su pregunta. Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Parte de la información falta o es incorrecta

El formulario no se puede enviar todavía porque aún no se ha completado correctamente.